Torres de vigía

La costa catalana sufrió durante los siglos XV y XVIII numerosos ataques de los piratas. Los habitantes de Santa Susanna construyeron grandes torres y fortificaron sus casas para poder protegerse de estos peligros, vigilando el mar y avisando en caso de la llegada de los corsarios. Algunas de estas torres aún se conservan en Santa Susanna, ¿las queréis conocer?

Ruta torres a la vista: apúntaros a hacer la visita guiada a las diferentes torres fortificadas de la villa, donde visitaréis también las pinturas de la iglesia y la cooperativa del pueblo, disfrutando de una degustación de productos locales. Para informarse sobre las condiciones y reservas contactar con la Oficina de Turismo de Santa Susanna.

VOLVER AL LISTADO

Can Bonet d’Avall

Calle Miralles, s/n, Santa Susanna

Calle Miralles, s/n, Santa Susanna

La torre de Can Bonet d’avall es de planta cuadrangular. Lo más probable es que se construyó a finales del siglo XV. Las reformas de mejora que se llevaron a cabo en 1805 la rebozaron y la pintaron de color ocre, además de modificar la parte más alta. Esto hizo que ahora tenga el aspecto de una torre de cuatro siglos posterior a su construcción, ya que es similar a un edificio del siglo XIX.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+