Torres de vigía (Temporalmente fuera de servicio)

La costa catalana sufrió durante los siglos XV y XVIII numerosos ataques de los piratas. Los habitantes de Santa Susanna construyeron grandes torres y fortificaron sus casas para poder protegerse de estos peligros, vigilando el mar y avisando en caso de la llegada de los corsarios. Algunas de estas torres aún se conservan en Santa Susanna, ¿las queréis conocer?

Ruta torres a la vista: apúntaros a hacer la visita guiada a las diferentes torres fortificadas de la villa, donde visitaréis también las pinturas de la iglesia y la cooperativa del pueblo, disfrutando de una degustación de productos locales. Para informarse sobre las condiciones y reservas contactar con la Oficina de Turismo de Santa Susanna.